viernes, 26 de noviembre de 2010

Salvemos Fringe



Reproduzco y suscribo un artículo relacionado con la presunta cancelación de la serie de ciencia ficción mas interesante desde X-Files. 
Acá va:



Fringe
"No vamos a andarnos con paños calientes: el futuro de Fringe corre grave peligro, por mucho que nos cueste asimilarlo. Al margen de la innegable calidad de la serie, Fringe nunca ha obtenido grandes números en lo que se refiere a las audiencias. Y en esta temporada ha sido más evidente que nunca. Por ese motivo la decisión de FOX de trasladarla a los viernes a partir de enero no ha sido completamente inesperada. El futuro de la serie es más oscuro que nunca. ¿Quiere esto decir que debemos darlo automáticamente todo por perdido? Vamos a discutirlo más despacio.
¿Te interesa el tema? Pues pasa sin miedo. ¡Entrada libre de spoilers!
Endless ImpossibilitiesEmpecemos explicando bien la situación. ¿Por qué es tan importante el cambio de horario? El viernes tiene lugar el llamado 'Friday night death slot', que como la propia Wikipedia indica, es prácticamente un sinónimo de cancelación inminente para las emitidas en ese horario. Se debe principalmente a que los viernes y los sábados por la noche son los días en los que menos gente (en especial en la franja entre 18 y 49) ve la televisión debido, sobre todo, a que destinan su tiempo libre a otras actividades. Vaya, como aquí, que nos echamos a la calle el fin de semana...
Por si las perspectivas no fueran lo suficientemente desalentadoras, encima la FOX destaca por el número de series destinadas a esta franja horaria para ser luego canceladas. Y, además, gran parte de ellas pertenecientes al género de la ciencia ficción: Firefly, Terminator: the Sarah Connor Chronicles y Dollhouse son buenos ejemplos.
¿Está, entonces, todo perdido? Bueno, a nuestro favor contamos con un precedente aislado pero positivo: X-Files. Allá por 1993 la serie se emitía dentro de esta temida franja. Y su éxito fue tal que consiguió aumentar sus cifras de un 6 a un 10%, consiguiendo, en 1996, un traslado a la noche de los domingos, donde se mantuvo hasta que terminó en 2002.
Pero el caso de es bastante dudoso. Debemos tener en cuenta que el año pasado ya hubo bastantes dudas acerca de la renovación, y que sólo la mejora de los datos en las permitió la . Así que, aunque la FOX no sea el canal ideal, hay que reconocer que está teniendo más paciencia de la que ha tenido en otros casos.
Con el paso del tiempo la serie ha ido alejándose del perfil procedimental con el que comenzó, centrándose en una trama que va aumentando su interés, pero también su complejidad. Esto dificulta que nuevos espectadores se enganchen a una trama que ya está bastante desarrollada. Los kilométricos 'Previously on Fringe' del inicio de la temporada no son suficientes para cualquier espectador primerizo. Por otra parte, los viernes Fringe tendrá que enfrentarse a CSI Nueva York, Dateline, Primetime y Supernatural (la única de las que, ahora mismo, está por debajo de Fringe en términos de audiencia). Si consigue mantener o aumentar sus cifras, podrá salvarse. Pero hay muy pocas posibilidades.
Desde la FOX intentan tranquilizar a los seguidores: 'Fringe tiene una audiencia muy particular y leal', afirma Kevin Reilly, el mandamás de la cadena. Según comenta, si Fringe se mantiene próxima a los niveles actuales, habrán mejorado los datos de los viernes, con lo que todo el mundo saldría ganando. Pero, sinceramente, tampoco me fiaría mucho de estas palabras, que suenan más a politiqueo que a realidad.
Concluyendo: ahora Fringe depende más que nunca de sus seguidores. Por supuesto, nosotros no podemos hacer nada para mejorar los datos de audiencia. Pero, en cambio, poseemos el arma de Internet. Ya conocemos el caso de varias series que se han salvado gracias a la acción de sus seguidores, y es un gran ejemplo a seguir. Entonces, ¿qué podemos hacer? La medida más aceptada parece simple: hablar y hablar de la serie. Como indican en TV Overmind, podemos usar la página oficial de la FOX, Facebook, Twitter o cualquier otro medio para crear movimiento en torno a la serie. Y, de paso, firmar en la petición online 'Save Fringe' que, la verdad sea dicha, está funcionando bastante bien.