martes, 4 de noviembre de 2008

Cuando la lectura es un placer televisado

No todo lo que se emite en tv es mierda; no todo lo argentino es trucho; no todo lo de telefe es merecedor de la hoguera. Salvadora y purificadora hoguera de la que los Inquisidores hicieron un emblema. Porque si bien creo que tenemos derecho a acceder a TODO el conocimiento, también creo que ciertos contenidos (chatarra o basura, dado el caso de la TV) deben arder junto a sus creadores.

Ahora, los hermanos argentinos han sabido aportar a la cultura general y al desarrollo del arte bastantes cosas, mejores que el mejor "bailando por un caño" (que ahora es del 13, pero me cago en la diferencia). ¿Ejemplos? Sobran... Les Luthiers, Fontanarrosa, Quino, Dolina... Borges (mal que me pese ese viejo miliquero; me pone re contento que jamás le dieran el Nóbel), son sólo una infinitésima parte de lo muchoi que se han y nos han brindado. Por no mencionar cantantes, actores, poetas.

En la línea del aporte, y del aporte televisivo mas precisamente, viene un programa llamado "Ver para leer". Conducido por Juan Sasturain, egresado y docente de la UBA en los años setenta, escritor y hoy en día conductor de este programa. El que fuera el responsable de "Superhumo(r)" y "Fierro", es quien lleva adelante este más que ameno programa, alejado del formato pacato y denso que podríamos esperar. O sea: uno ve esto y LE DAN GANAS DE LEER.

Por último, una aclaración. Creo que todo artículo (en un diario prestigioso o en un blog mediocre como éste) es generado por algún disparador. En mi caso, fue la lectura de un artículo en "la diaria" del día de hoy, donde se daba cuenta de la existencia de esta joyita.

Totalmente recomendable, los programas se pueden ver casi íntegros en Youtube.
Búsquenlos. Valen la pena. Dejo uno para que lo "chequen".

Nos vemos