lunes, 9 de junio de 2008

Agua para mi molino

Bueno, aca va la segunda entrada de este humildísmo blog. Y ya caigo en la tentación de traer agua para mi molino. El tema es que uno arranca con tremenda energía, y luego "cae".
Bien, sigamos.
Es éste un día tormentoso. Tremendamente tormentoso. Mucha agua, mucho viento, bastante frio, humedad. Lo que por estos lares se denomina "un dia pa' la mierda". Estoy en mi trabajo, un lugar donde "atiendo gente" (en el buen sentido). Y como era de esperar, estoy mas solo que el Goyo en el día del amigo. No está ni el loro. Nos encontramos en medio de una sudestada como no se había visto en mucho tiempo, y ni admirarla puedo, aunque me encuentro en un edificio frente a la rambla. Es que mi "oficina" no tiene ventanas a la calle, y el espectáculo de las olas contra las rocas (bañando tanto autos, como calle) me lo estoy perdiendo. Toda esta situación climatológica me puso a pensar (a la flauta!!!): agua, lluvia, viento, humedad, mas agua... y como secretamente juré postear una entrada por semana (ratio que creo poder cumplir), este tema me rinde como excusa perfecta, más que Elena para destruir Troya. Y ya cubro el lunes mismo la cuota semanal. De carne somos.
Todo aquel que comienza en esta superpoblada realidad virtual de la blogósfera, sabrá o intuirá que es probable que por mucho tiempo (semanas, meses, ¿años?) su blog pase desapercibido. Es raro (a menos que uno trabaje en algún medio de comunicación de masas) que se maneje la dirección de un blog particular, sobre todo si éste no es tan relevante como para que sea levantado por mucha gente por si mismo. Y si tiene la finalidad manifiesta de ser un catalizador, mucho menos posible aún.
La visibilidad en la web es crucial, tanto como la asistencia a un concierto o la venta de discos para una banda, escritor o artista. Por eso me tomé el trabajo de buscar artículos que incluyeran consejos de como hacer visible un blog.
La mayor parte de estos consejos serán extremadamente útiles a determinado sector de la sociedad (aquella que, además de acceder a la denominada "autopista de la información", pertenece a un grupo social que también hace uso de ellas, y de manera exhaustiva, además), a la que creo no pertenecer. Ergo, no creo que me sirvan a mí. Pero por otro lado, incluir el link no hace daño. Todo lo contrario. Miren si justo hay algún otro loco de atar como uno que quiere que lo lean sin tener que pasar por la picadora de carne de la industria literaria y/o librera.. (perdón, Exe, no volveré a decirlo...)

Aca el link con los "consejos". El blog se llama "El blog de Oscar Ugaz", y el artículo "SMO: Reglas para la "visibilidad" social de su web".

http://www.oscarugaz.com/2006/09/reglas_para_la_.html

Nos vemos.