jueves, 24 de julio de 2008

300... manzanas

Hace poco vi "300". Soberbia peli, de una estética y unos efectos increíbles. Excelente, siempre que obviemos lo obviable: que no eran un millón de persas (eran 50 mil a lo sumo; que extrapolando serían como un millón... ahora; o sea, un ejército inmenso e imposible de derrotar); que el planteo de Miller ha sido filofascista; y que los espartanos eran bastante mas amaracados de lo que se les muestra, sobre todo en el ejército. Aclaremos: no es lo mismo "puto hoy y acá" que "puto en esa época y en Esparta".
La homosexualidad en la antigüedad clásica no era vista como un tabú, sino como algo más bien natural. Los griegos antiguos eran muy de eso. Y en Esparta, el primer estado militarista de la historia, la mujer era vista más como un medio para generar soldados que como pareja sexual y afectiva. Matar un soldado espartano, recuérdese, era ganarse un enemigo de por vida. Porque lo que uno hacía era matar la pareja de otro espartano. Que conste que todo este preámbulo no pretende ser homofóbico en lo absoluto. Sólo poner algunos puntos sobre las íes, que a los efectos de nuestra mirada occidental y cristiana, vienen perfectamente a colación.

Bueno, buscando algo sobre el famoso "¡This is Spartaaaaaaaa!" que a más de uno le puso la piel de gallina (me incluyo) encontré este videíto que comparto con ustedes. Recrea la peli... con manzanas y tarros de plástico en una mesa. Imperdible.